Category Archives: Cultivo

Fabricación de un Aeroclonador


Materiales:

1) Un envase plástico d cinco litros con tapa.
2) Un tubo, codos y “T” de polipropileno, de 6mm de diametro.
3) Agujeradora y mecha de un centimetro.
4) Trincheta.
5) Un aereador de dos salidas, con un caudal maxx de 550 litroos por hora.
6) Cinta plateada o aerosolo negro.
7) Masilla endurecedora resistente al agua.
[Imagen: paso1m.jpg]

Paso 1:

Medir la tapa del envase plástico, marcar filas a lo largo y puntos sobre las filas, con intervalos de 4 cm. Agujerear sobre los puntos con la mecha de 1 cm.
Ej: si la tapa midiera 24x24cm, se deberían marcar 6 filas con 6 agujeros cada una, con lo que quedaría capacidad para 36 clones.
[Imagen: paso2d.jpg]

Paso 2:

Cortar el tubo de poliuretano cada 4 cm, e introducir cada pieza en un agujero. Agujerearlas previamente a lo largo para poder extraer luego el esqueje enraizado. Dependiendo del tamaño de los clones, puede variar la longitud de los tubos y la altura a la cual se coloquen. Es importante que los clones no entren en contacto con el agua.
[Imagen: paso3b.jpg]

Paso 3:

Con el tubo de polipropileno, los codos y las ” T ” , armar la tubería por la que circulara el aire, que ira ubicada en el fondo del recipiente.
Encastrar las piezas de tal forma que el circuito cubra la mayor superficie posible, dejar libres los extremos para conectar el aereador. Con una aguja al rojo vivo hacer varios agujeros de 1 mm a lo largo de los tubos.
[Imagen: paso4kv.jpg]

Paso 4:

Una vez terminado el sistema de tuberías, ubicarlo en el fondo del recipiente plástico.
[Imagen: paso5.jpg]

Paso 5:

Fijar las tuberías con masilla endurecedora en varios puntos, para que la estructura no se eleve con el burbujeo.
[Imagen: paso6v.jpg]

Paso 6:

Realizar dos agujeros en la pared del envase. Por ahí se sacaran los tubos que conectados al aereador, alimentaran de aire el entramado de tuberías.
[Imagen: paso7a.jpg]

Paso 7:

Incorporar el aereador a la estructura, conectándolo a las dos bocas de los tubos que se dejaron libres.
[Imagen: paso8e.jpg]

Paso 8:

Para evitar que la luz penetre en el interior del recipiente, cubrir las paredes laterales, por fuera, con cinta adhesiva plateada o aerosol negro. La luz deteriora las raíces y favorece la aparición de algas en la solución.
(En el caso que usen aerosol negro, lijar antes la superficie para que se adhiera la pintura).
[Imagen: paso9w.jpg]

Paso 9:

Llenar el envase con agua hasta que la tubería quede sumergida y encender el aereador y comprobar que se generen burbujas por todos los rincones.
[Imagen: paso10.jpg]


Paso 10:

Para verificar la eficacia del montaje, tapar el envase, poner en funcionamiento el aereador y esperar diez minutos. La cara interna de la tapa debería humedecerse. Si no fuera así, comprobar que el nivel de agua no sea muy bajo.
[Imagen: paso11p.jpg]

Paso 11:

Colocar los esquejes en los tubos sobre la tapa. Ubicar el aeroclonador bajo lámparas fluorescentes, a 5 cm de distancia, y mantener la luz durante 24 horas. El aerador deberá funcionar la misma cantidad de horas pero es conveniente realizar ciclos de riego. Una posibilidad es mantenerlo encendido 15 minutos, apagalo media hora y volver a encenderlo 15 minutos, y así sucesivamente. Con este sistema se favorece la aparición de raíces adventicias.
[Imagen: paso12.jpg]

Paso 12:

Para favorecer el proceso, pueden incorporarse a la solución hormonas enreaizantes liquidas, auxinas o algún abono de floración muy rebajado. La temperatura debe ondar los 25°C. Manteniendo los factores recomendados, los esquejes podrán plantarse luego de diez días.
[Imagen: paso13.jpg]

bueno espero que les guste y les sirva.
saludosy buenos humos.



Ver

La germinacion, el comienzo de la vida…

Debido a la época del año, en el sur del continente, esta finalizando el otoño y comenzando así la ansiada primavera. Es por eso que vamos a empezar con la germinación.
Existen miles de tipos y formas de germinar una planta, en este caso elegimos mostrarles el mas sencillo y quizás el mas seguro a la hora de la manipulación de los brotes.

Como vemos en la foto1, el primer paso de la germinación es hidratar los cañamones (semillas) en un vaso con agua durante una noche. Esto permite accionar la hormona que esta latente, en el interior de la semilla, esperando ser despertada. Las semillas no deben exeder una noche de remojado, verán que al día siguiente estas ya no flotan y caen al fondo del vaso, esto nos marca la pauta de que nuestras semillas se llenaron de agua y esta ha activado la vida dentro de la semilla.

Una vez completado el primer paso, podemos optar por usar un frasco de vidrio con un papel absorbente (como nos enseñan en la escuela), o bien como la foto lo indica usar un plato playo al que le ponemos una servilleta de papel absorbente (una o varias, mas de una mejora la humedad), sobre este ponemos las semillas, las tapamos con otros papeles, y le tiramos agua (preferentemente tibia, no caliente sino a temperatura ambiente cálido). El agua no debe evaporarse del todo “nunca”, ya que esto puede afectar a la planta de tal manera que puede llegar a matarla.

De dos a siete días, nuestras semillas habrán botado para darnos una colita de color blancuzco/amarillento, las que tenemos que dejar crecer hasta el centímetro, centímetro y medio, no mas por que la plantula seria muy grande para adaptarse a nuevo medio de crecimiento. Recuerden siempre mantener mojado el germinadero para evitar el stress.

 

Una vez alcanzado el CM, CM y medio, y una vez seleccionado el medio de cultivo (tierra / Hidrópico), pasamos a la plantación propiamente dicha. En este caso nosotros hablaremos de cultivos en tierra y no de hidroponia ya que en nuestro país no esta muy fácil conseguir las cosas para un cultivo hidrópico, por tanto mostraremos el desarrollo en tierra.

Para trasladar la plantula a la tierra debemos ser muy cuidadosos, tanto en el movimiento que le damos a la misma y en que a esta no le de luz directamente ya que podría quemarse y morir. Para esto utilizaremos, como muestra la foto, una pinza chica para la manipulación. Tenemos que colocar las semillas brotadas a 2cm de profundidad y con la colita blanca hacia abajo, tal como se ver en la foto4.

Y en unos pocos días (dos o tres) ya podremos ver a la luz nuestra pequeña recién nacida plantita. En estos primeros días debemos controlar muy bien los niveles de agua, luz, humedad y temperatura ya que estas semanas pueden ser criticas para nuestra amiga.

Bueno hermanos esperamos que esta información les sea útil como lo fue para nosotros en nuestros comienzos, les deseo buenas plantas y buenos humos para todos.

 

Ver

Carencias de Nutrientes

Este es un resumen relativo a las carencias más comunes del cannabis. Esperamos que sea de utilidad.

CARENCIAS DE NUTRIENTES

Evitar las carencias de nutrientes no es, en realidad, una tarea ardua. Basta con fertilizar regularmente con un abono completo que contenga microelementos y asegurarse de que las sales no se acumulan en la tierra. La inmensa mayoría de los problemas de cultivo tienen que ver con el exceso de fertilizante y la acumulación de sales en la tierra. Para que el nivel de sales no aumente basta con regar bien (es decir, hasta que el agua escurra por los agujeros de la maceta) y lavar la tierra cada cuatro semanas.
Si no sabemos si la carencia obedece a un exceso de sales o a una falta de abono el procedimiento más seguro y exitoso consistirá en lavar primero la tierra y abonar después con un fertilizante completo. Al lavar la tierra la dejamos a cero, es decir, sin nutrientes. Luego con el abonado restauramos el equilibrio de nutrientes. En un par de días notaremos que la planta mejora y reanuda su desarrollo.

CARENCIA DE NITRÓGENO (N)

Síntomas:
Amarillean las hojas viejas y se queman las puntas. Se caen las hojas más viejas. Se atrofia el crecimiento. El color de las hojas se pone verde pálido. Las plantas crecen larguiruchas y espigadas. Los tallos están blandos, no se sostienen bien.

Remedio:
Regar con un fertilizante alto en nitrógeno como la emulsión de pescado, el extracto de algas. También sirven los fertilizantes completos N-P-K para plantas verdes o cualquiera con bastante nitrógeno (N) y poco fósforo (P).

CARENCIA DE FÓSFORO (P)

Síntomas:
Las hojas y los tallos cogen un color verde oscuro o púrpura. Las hojas son pequeñas y oscuras. Se para o atrofia el crecimiento de las raíces, tallos y hojas. Las hojas más bajas amarillean y mueren. Los tallos están duros y quebradizos.

Remedio:
Abonar con un fertilizante alto en fósforo como el guano. Todos los abonos completos para plantas con flores, geranios, rosas, etc. también sirven.

CARENCIA DE POTASIO (K)

Síntomas:
Amarillean las hojas más viejas, primero las puntas, luego toda la hoja adquiere un amarillo intenso. Las hojas se curvan hacia abajo. Las hojas más jóvenes se arrugan y se retuercen. Se mueren los brotes de crecimiento. Necrosis (tejidos muertos). Tallos blandos que no se sostienen o duros y quebradizos.

Remedio:
El potasio no siempre falta sino que, a menudo, está bloqueado en la tierra a causa de la acumulación de sales. Para tratar esta deficiencia hay que lavar la tierra y luego fertilizar con un abono alto en potasio. Los abonos para cactus suelen tener mucho potasio aunque vale cualquier fertilizante completo.

CARENCIA DE MAGNESIO (Mg)

Síntomas:
Amarillean las hojas viejas entre las venas, que se mantienen verdes. Las puntas de las hojas primero, y el resto de la hoja a continuación, se ponen marrones. Las puntas de las hojas se curvan hacia arriba y luego mueren. La planta entera puede palidecer en unas semanas y morir.

Remedio:
La carencia de magnesio es relativamente corriente porque la mayoría de los fertilizantes no contienen tanto como la marihuana necesita. El magnesio se puede añadir directamente al agua en forma de sales de Epson (sulfato de magnesio hidratado) a razón de una cucharadita de café por cada cinco litros. También puedes buscar un abono completo con bastante magnesio.

CARENCIA DE CALCIO (Ca)

Síntomas:
Las hojas jóvenes se deforman (forma de cuchara) y se curvan hacia el suelo. Cuando la carencia es alta el limbo se reduce en superficie y comienza una necrosis distal, la raíz presenta los vasos conductores de color pardo y una detención del crecimiento. Afecta el rendimiento por una disminución del crecimiento de la raíz y menor cantidad de azúcar. Las causas son: pH bajos, deficiencia del suelo.

Remedio:
Efectuar fertilización con calcio o caliza hidratada.

CARENCIA DE HIERRO (Fe)

Síntomas:
La falta de hierro o clorosis, al igual que la carencia de potasio, suele ser una consecuencia directa de la acumulación de sales en la tierra o de un Ph demasiado alto. Normalmente no falta hierro en la tierra sino que las sales o el Ph hacen que no se pueda absorber. Los síntomas de ambas carencias son similares: amarillean las hojas entre las venas, aparece necrosis en los tejidos y las hojas se caen.

Remedio:
Como la carencia de potasio, se soluciona lavando la tierra, ajustando el Ph y abonando a continuación con un fertilizante completo con microelementos. En tiendas de jardinería puedes encontrar preparados para remediar la clorosis.

CARENCIA DE AZUFRE (S)

Síntomas:
La hoja exteriores comienzan a tomar un color amarillento no así las interiores que permanecen verdes, en el pecíolo de las hojas pueden aparecer unas manchas pardas. ausas: Deficiencia del suelo.

Remedio:
Bajar el PH hasta 5’5-6. Efectuar fertilización con abono a base de azufre.

CARENCIA DE MANGANESO (Mn)

Síntomas:
Manchas de color amarillo más o menos coloreadas en el limbo de la hojas, la clorosis puede invadir todo el limbo que es entonces amarillo con las nervaduras verde pálido, posteriormente aparecen manchas necróticas blanquecinas, los pecíolos están muy alargados y verticales. Causas: Deficiencia del suelo, pH alto.

Remedio: Efectuar fertilización con manganeso.

CARENCIA DE BORO (B)

Síntomas:
Las hojas jóvenes de la corona se ennegrecen y mueren, la cara superior de los pecíolos presentan manchas marrones y acorchadas con grietas transversales, la corona se rompe, se necrosa y se pudre en algunas ocasiones. Puede afectar gravemente el rendimiento por la podredumbre de la raíz y por la disminución de la cantidad de azúcar por rebrotes. Causas: pH elevado, sequía, deficiencia del suelo.

Remedio:
Efectuar fertilización con boro. Pulverización de productos boratados desde la aparición de los primeros síntomas.

CARENCIA DE MOLIBDENO (Mb)

Síntomas:
La deficiencia de molibdeno no es muy comun. Comienza amarilleando las hojas viejas y medias, desarrollando clorosis intervenal en algunas, conforme avanza la carencia las hojas se enrollan sobre si mismas desde los margenes, las hojas terminan cayendo y el crecimiento se detiene. Causas: Deficiencia del suelo. Suelos muy acidos

Remedio:
Efectuar fertilización con un abono completo.

CARENCIA DE ZINC (Zn)

Síntomas:
La carencia de zinc es más habitual de lo que pensamos, y comienza como unas rayas blancas en las hojas nuevas, se doblan y se arrugan, Detiene el crecimiento y los cogollos, cuando falta en floración, se vuelven duros y secos. Causas: Suelos muy alcalinos, deficiencia del suelo.

Remedio:
Efectuar fertilización microelementos quelatados.

CARENCIA DE COBRE (Cu)

Síntomas:
Las hojas jóvenes y los brotes se marchitan, luego se tornan de color oscuro, el crecimiento mengua y la planta puede marchitarse con suma rapidez si la carencia es severa. Causas: Deficiencia del suelo.

Prevención:
Efectuar fertilización con sulfato de cobre o un fungicida a base de cobre.

FUENTE: http://www.sinsemillasevilla.com/tutcarenc.htm

Saludos.

Ver

Macho o Hembra?

Introducción: 

La planta puede adoptar el sexo masculino, femenino o hermafrodita. El sexo de la marihuana es muy importante, ya que sólo las hembras nos proporcionan cogollos. Las hembras producirán cogollos, ricos en resina. Si es macho, producirá bolsitas de polen para fecundar a las flores de las hembras. Las hermafroditas adoptan los dos sexos a la vez, de forma que producen flores de hembra y de macho, de esta forma pudiéndose autofecundar y crear semillas. Las hermafroditas no son muy comunes y es difícil que aparezcan.Es vital detectar los machos cuanto antes para que no fecunden a las hembras con su polen y nos hagan perder una parte de la cosecha fabricando semillas. Hay que tener en cuenta que el polen de un macho puede desplazarse centenares de metros y hasta kilómetros en condiciones de viento favorables, por tanto la única solución para que no se fecunde ninguna hembra es la muerte del macho.

 

 

¿Cómo es una hembra?

Para detectar una hembra, no será necesario esperar hasta que la planta tenga cogollos. Antes de que la plante comience a fabricar los cogollos, la planta nos da una señal mostrándonos su sexo. Cuando lo planta alcance un palmo de altitud aproximadamente, depende mucho, podremos observar en las intersecciones del tallo principal con las ramificaciones dos “estigmas” de color verde que habrán salido hace tiempo, pues entre el tallo y cada estigma es donde aparecerá el primer indicio del sexo de nuestra planta. Si en esa zona aparecen dos pelillos de color blanco o incluso rojo, que salen de una bolsita alargada verde nuestra planta será con total seguridad una hembra. A partir de allí y más adelante saldrán los cogollos, que serán acumulaciones de estos pelillos con sus bolsas recubiertas de resina.

 

¿Cómo es un macho?

Si en la misma intersección, que he detallado en el apartado anterior, aparecen unas cuantas bolitas, que irán creciendo y agrupándose en racimos como si de una vid se tratara, entonces nuestra planta será un macho.No nos debemos apresurar demasiado en detectar los machos y matarlos, ya que al principio nos podemos confundir fácilmente si la flor es muy pequeña. Además, donde primero podremos distinguir el sexo es en la parte más alta de la planta, que es donde va desarrollándose más la planta y en donde salen los primeros indicios. El inconveniente está en que en esa zona todo es muy pequeño y está muy apretujado de modo que es difícil apreciarlo con claridad. Deberemos entonces esperar a que la planta crezca un poco más.

 


Los pelillos blancos que nos permiten distinguir a las hembras son los que luego formarán los cogollos.
Una hembra de marihuana 

Hembra que ha mostrado su sexo y que ha empezado a cogollar rápidamente. Foto de cultivo en interior
Una hembra de marihuana
Diferencias 

Una hembra de marihuana

 

Foto de macho: Podeis ver la bolita alargada que sobresale por el costado de la nueva ramificación, la señal de que es un macho.
Macho de marihuana 

Foto de macho: Otra perspectiva de la misma planta. Cuando han salido las dos primeras bolas por cada lado saldrán muchas más.
Macho de marihuana 

Macho: Aquí se ve como han salido ya un monton de bolitas.

Macho de marihuana
 

Hembra: Los dos pelillos saltan a la vista.

Hembra de marihuana

Planta de marihuana macho

Diferencia macho y hembra

 

 

 

 

 


Ver

79 Consejos para Tener Éxito en el Cultivo de Marihuana

79 Consejos

Cuando decidais realizar por primera vez un autocultivo ya sea en interior, exterior o en guerrilla saltan a la cabeza montones de preguntas, los nervios hacen acto de presencia ya que estais impacientes por empezar y esperais que todo salga perfectamente. Teneis que ser pacientes y informaros lo máximo posible para que todo salga correctamente, a la hora de informarse pueden llegar a vuestros oídos u ojos cosas bastante curiosas, exageradas, buenas, malas y muy malas, no creais todo lo que dicen, intentad investigar esas informaciones que vayais obteniendo y no habrá sustos con las plantas más tarde. Si se és novato en cuanto a cultivos se encontrará con alguno de los errores que se pudieron cometer en anteriores cultivos, seguramente ahora no se cometan, pero aquí os dejo una lista con los 79 mejores consejos para tener éxito en el cultivo de tu marihuana

 

Empecemos:

1- No invertir en el cultivo sin saber nada

Hay personas que se dejan un dineral en montarse el cultivo y una vez que están en el proceso de cultivo si algo les sale mal se desesperan y abandonan todo, con el desperdicio de inversión inicial. Antes de ponerse en ello, lo mejor es infórmarse bien de todo.

2- No excederse con los cuidados
Las plantas son delicadas y hay que tratarlas bien y darles lo que necesitan, pero eso no incluye pasarte las 24 horas del día observándolas y haciéndoles de todo, déjalas hacer y atiende a sus necesidades primarias solamente, muchas personas echan a perder sus plantas por excederse con los cuidados, todo en su debida mesura esta bien, no te pases.

3- No hacer caso de las habladurías y leyendas sobre el cultivo del cannabis
Seguramente oirás muchas historias sobre cuidados que tienes que realizarle a las plantas para que tu marihuana salga mejor, mas gustosa, mas olorosa, mas cantidad, etc. No te creas ni la mitad y asegúrate de contrastar esa información, no te puedes ni imaginar las burradas que se llegan a decir y a hacer.

4- No pedir a otros que cuiden del cultivo
Sí algo quieres que salga bien tienes que hacerlo tu mismo, es un dicho muy viejo y sigue teniendo toda la razón, si dejas el cuidado de tu cultivo a otro luego no te quejes cuando puede que cometa algún error no deseado o que lo vean ir al cultivo porque no sea precavido y te las roben, aparte de la boca larga de algunos que sin querer ya revelan el lugar del cultivo y ya te puedes imaginar…

5- No plantar en lugares públicos
No seas tan ingenuo y osado para realizar tu cultivo en lugares públicos, las plantas no llegaran al final de su proceso, te las arrancarán o robarán seguro, y si pueden pillarte con las manos a la obra las autoridades pues también lo harán.Los lugares públicos no son sitios adecuados para tus cultivos, búscate un lugar mejor.

6- No intentar convencer a nadie de que son tomateras
Hoy en día ya hay pocas personas que no sepan como es la planta de la marihuana, es familia de las tomateras y su cultivo es muy parecido pero la gente ya no se chupa el dedo, alguno hay, pero no es lo mas aconsejable, así que disimula el lugar donde las colocas y piensa que en la floración saldrán cogollos y no tomates ¿cierto?

7- No plantar en hidropónico si nunca antes has plantado
El cultivo hidropónico de marihuana implica grandes conocimientos y grandes gastos por lo que si no eres un cultivador experimentado no te aconsejaría que te metieses directamente en el mundillo del hidropónico. Creo que como la madre tierra no hay nada mejor.

8- No informar a personas de poca confianza del cultivo
Si plantas sé cauteloso y no hagas propaganda, no es bueno, puedes tener problemas de denuncias o de robos. Es mejor ser precavido y disfrutar luego de los resultados que tener que lamentarse.

9- La potencia de tus aparatos debe ser acorde al lugar de cultivo
De nada servirá que intentes utilizar de intractor o extractor para una habitación ventiladores de ordenador ni que pongas focos de 600W en un armario de medio metro cuadrado con mala ventilación, todo tiene que ser acorde a las medidas y potencias.

10- Colocar bien los distintos instrumentos del cultivo
Infórmate bien como se debe montar un armario de cultivo. Cosas como losventiladores, extractores, filtros, temporizadores, cableado eléctrico, lámparas, balastros, etc. Un mal montaje puede ser una desgracia para tu cultivo.

11- No dejar que se acerquen animales o mascotas al cultivo
Los animales pueden traer plagas al cultivo, no dejes que se acerquen a él, sí tienes mascotas tén cuidado con ellas, si te descuidas se comerán las hojas o te destrozarán las plantas.

12- No olvidarse de revisar los aparatos regularmente
Imagina que el temporizador se ha estropeado y que cuando piensas que está haciendo 12 horas de oscuridad no las hace y sigue encendido con lo que hace 24 horas continuas de luz estresando y modificando el proceso que seguia la planta, eso no es nada bueno, controla todos los aparatos regularmente y todo irá sobre ruedas.

13- No disimular cultivando en guerrilla puede ser la perdición
Asegúrate de que nadie pasa cerca de ellas, terminará oliéndolas. Ten siempre escusas para posibles preguntones que te encuentres por el camino. Cuando te acerques al cultivo que nadie te pueda ver. Los de verde menos aún.

14- No almacenar las semillas de cualquier manera
Las semillas se estropean, no duran mucho si no se tiene correctamente guardadas, tenlas en un lugar seco, oscuro y fresco. Si no lo haces cuando vayas a utilizarlas se habrán podrido o no germinarán.

15- Mantener el lugar de cultivo limpio siempre
Muchas personas empiezan teniendo sus cultivos impolutos, con el paso de los días el cultivo va cogiendo suciedad por los trasplantes, los riegos, hojas que caen, etc. Ten siempre el cultivo limpio y no tendrás problemas con hongos ni plagas.

16- Dar la luz adecuada a la planta cuando ha germinado
Si en el momento en que la semilla germina y sale de la tierra para comenzar su crecimiento la planta no recibe luz suficiente se espigará en busca de esa luz que no recibe.

17- No urgar en la tierra durante el proceso de germinación de la semilla
Hay muchas personas impacientes que no saben esperar a que la planta germine y se ponen a escarbar en busca de la semilla para ver como va, eso esta muy mal hecho, imagínate que al escarbar dañas la pequeña raicilla que ya estaba empezando a crecer, con eso seguramente podrás echar a perder la semilla.

18- Las semillas a gran profundidad no germinan
Si a la hora de germinar tu semilla la colocas en el centro de un tiesto a mucha profundidad, tén por seguro que no saldrá.

19- No comprar tierra de mala calidad
El sustrato es muy importante para obtener una buena marihuana. De nada sirve comprar la tierra mas barata que se encuentre ya que puede que no tenga la textura adecuada y los nutrientes mínimamente necesarios.

20- Preocuparse de la clase de tierra, y su composición, que tiene el terreno donde cultivas
En exterior, si la tierra no es adecuada y no la modificas tus plantas pueden morir o llegar al final de su vida dándote una cosecha muy pobre y de poca calidad.

21- No ubicar las plantas de cannabis en un lugar con pocas horas de luz directa
Si la tienes en balcones, patios interiores y lugares sin luz directa la planta tendera a espigarse en busca de la luz, sin luz directa la planta no estará rindiendo al máximo por lo que el resultado no será muy bueno si llega a la cosecha.

 

las luz juega un papel primordial en el cultivo de interior del cannabis

22- No usar luces artificiales con espectro inapropiado
En el desarrollo de las plantas hacen falta unos espectros específicos para crecimiento y floración y sobretodo unas intensidades lumínicas, no vale cualquier foco para realizar el cultivo. Las bombillas incandescentes, los halógenos, la mayoría de fluorescentes y todos los focos de baja intensidad no sirven para el cultivo, infórmate antes de montar o comprar alguno. Normalmente los cultivadores suelen utilizar los fluorescentes de bajo consumo potentes para germinación, esquejes y madres, para las fases de crecimiento y floración ya se decantan por los halogenuros metálicos (HM) o por los focos de sodio de alta presión (SAP).

23- Saber prevenir las plagas
Algo que debes saber es que tus plantas son seres vivos que forman parte de la cadena de la vida por lo tanto ellas se alimentan y son alimento para otros a su vez, si no quieres ser pasto de ninguna plaga devastadora o estar preocupado por los múltiples bichos que puedas encontrarte tienes que prevenir eso desde un principio. Si cultivas en interior hazlo en un lugar limpio y desinféctalo todo con una buena limpieza antes de empezar tu cultivo, si plantas en exterior realiza una limpieza de malas hierbas u otras cosas cercanas a tus plantas que puedan afectarlas o atraer bichos, después con algún buen preventivo que les eches durante el crecimiento en riegos y foliarmente hará que sea más complicado que tus plantas sufran por algún visitante inesperado.

24- No excederse abonando las plantas
Un fallo muy común es cargar tu planta de toda clase de potingues para que crezca y dé mas producción, si no eres un experto y sabes lo que haces seguramente termines quemando la planta. Es lo único que se consigue sobrecargando la planta de abonos, además de un sabor horrible si esa planta llega a la cosecha. Hay que echarle lo justo y necesario, entender que es lo que necesita y dárselo en sus medidas justas realizando un buen lavado de raíces al final del cultivo antes de la cosecha. Normalmente de los abonos que utilizo que son biológicos suelo echar la mitad o menos de lo que me indica el fabricante, así se que no me paso y no les sucede nada a las plantas, si necesitan algo mas siempre se está a tiempo de dárselo, eliminarlo ya es otro cantar…

25- Utilizar tamaños de macetas apropiados
Si cultivas en macetas tienes que saber que cuanto mayor sea el tamaño de la maceta más puede llegar a crecer la planta y, en teoría, más cosecha obtendrás. Contenedores pequeños requieren de riegos más frecuentes, contenedores más grandes como es normal requerirán menos riegos. En interiores, por norma general en armarios de autocultivo, se suelen utilizar las macetas de 7L y 11L, todo depende mucho del armario y la clase de cultivo que quieras realizar. En exterior todo lo que le puedas y quieras dar a la planta.

26- No utilizar macetas negras para cultivar al sol
Si cultivas con contenedores negros en exterior al sol debes saber que al ser negros el color absorbe mucha calor y hace que se calienten excesivamente, con lo que también resecan el sustrato, cosa nada buena para el desarrollo y la vida de las raíces de la planta. Es mejor utilizar los contenedores blancos para el exterior.

27- No poner las macetas directamente sobre una superficie que adquiera mucha temperatura durante las horas de luz
Si el lugar donde colocas tus plantas tiene un suelo que absorbe mucho el calor durante las horas de luz tienes que intentar que tus macetas estén aisladas de ese suelo, si no los tiestos se calentaran demasiado y el desarrollo no será bueno. Pón las macetas algo elevadas de la superficie del suelo con algunos ladrillos, maderas, corchos o algún objeto que tengas a mano y te vaya bien para elevar tus macetas del suelo un poco.

28- No utilizar macetas con un mal drenaje
Si las macetas donde cultivas no drenan bien el agua de riego tendrás problemas, ya que el sustrato se encharcará y puede que las raíces se pudran, compra unas macetas con agujeros de drenaje que faciliten la salida del agua sobrante en los riegos. Un ejemplo de mala maceta para las plantas por su mal drenaje son las de barro, por norma general no suelen tener muy buenas salidas de drenaje y algunas ni siquiera tienen salida, solo drenan por porosidad y filtración. Para el cannabis hace falta un drenaje mas ligero.

29- No regar en exceso
Las plantas de cannabis necesitan mucha agua, eso lo sabe casi todo el mundo, pero uno de los fallos mas cometido es el de matarlas por exceso de riegos. No hay que estar constantemente regándola, tienes que entender cuando la necesita y entonces debes regar. Las plantas necesitan periodos de semi-sequia en el sustrato para que sus raices se desarrollen en busca de agua y la planta crezca. Si tienes constantemente el sustrato mojado las raíces no se desarrollarán y terminarán por pudrirse y morir la planta. ¡¡No te pases con los riegos!!

30- Medir y equilibrar el PH del agua de riego
Cuando riegues tus plantas controla el PH que tiene ese agua, si no es el adecuado, corrígelo. Este también es un detalle que muchas personas pasan por alto, al no darle un PH correcto en el agua de riego lo que provocas es que algunos de los nutrientes esenciales de la planta no son absorbidos por las raíces ya que no los asimilan con un PH inadecuado, esto provocará carencias por no obtener esos nutrientes. Lo notarás porque la planta realizará cambios y no para bien, dependiendo del nutriente que le falte te lo demostrará de distinta manera, las hojas hablan por la planta, fíjate en ellas.

31- No eliminar a todos los bichos que veas
Antes te he dicho que hay que ser precavido con la posible aparición de plagas y bichos perjudiciales para la planta, pues también los hay que son beneficiosos y que ayudan a nuestras plantas a mantenerse limpias y sanas. Tienes que aprender cuales son buenos y cuales no, sí durante el cultivo te visita alguno de los que son bienvenidos no lo elimines, no sabes lo bien que van.

32- Prestar atención a la contaminación lumínica
Si cultivas en interior, durante las horas en que las luces del cultivo están apagadas las plantas tienen que permanecer en obscuridad absoluta, si en el armario o cuarto donde cultivas entra luz, por poca que te parezca será suficiente para hacer que el proceso de la planta no se desarrolle correctamente, tus plantas pueden sufrir estrés y no realizaran bien el proceso de floración, ademáspuedes llegar a tener problemas de hermafroditismo, tienes que respetar el fotoperiodo y darles oscuridad absoluta. Hay luces especiales que no molestan a las plantas. En exterior está la luna pero ésta no afecta a las plantas negativamente, todo lo contrario, en cambio toda clase de luz emitida por cualquier escaparate, rotulo, farola o luces de casas pueden hacer que tus plantas no florezcan bien, intenta plantar en sitios donde no reciban esta clase de luces directamente.

33- No cosechar antes de tiempo
El momento de la cosecha es muy esperado por todo el mundo, las personas están impacientes y eso hace que muchas personas cometan otro de los errores mas comunes, el cortar las plantas antes de tiempo. Las plantas tienen un punto óptimo para ser cosechadas y esto se sabe a base de experiencia o con la ayuda de una buena lupa de varios aumentos con los que eres capaz de ver los tricomas de la planta de cannabis. Hay personas que les gusta recogerlas un poquito antes para que no sean fuertes luego, pero saben cual es el momento, de nada sirve cortarlas cuando aun no han madurado nada sus tricomas, ya que su olor, sabor, colocón, cantidad, etc. no será el esperado.

34- Cuidarse de las plantas macho
Otro de los errores que suele suceder mucho es la falta de atención de algunos cultivadores de las plantas en el momento de definir el sexo, las plantas de cannabis pueden ser hembras, machos y, algunas veces hermafroditas. En el momento en que las plantas son maduras muestran el sexo y comienzan la floración si tienen las horas de luz y oscuridad que les corresponden. Si no quitas los machos de tu cultivo polinizará a las hembras y éstas en vez de dedicarse hacer y engordar los cogollos se dedicara más a la tarea de hacer semillas.

35- No fumarse la marihuana recién cosechada
Hay personas impacientes, pero tanto para querer fumarse la marihuana recién cosechada o durante los días siguientes no es plan, en ese estado no es ni fumable ni nada, en el momento que se cosecha se tiene que dejar secar durante varios días, depende del clima de donde viva cada persona tendrá que esperar mas o menos. Tienes que ser paciente y esperar a que por lo menos notes los tallos medio crujientes eso indicara que parte de su humedad ya se ha evaporado, guarda la marihuana en recipientes apropiados para que no se estropee y empieza con el proceso de curado, cuanto más pase el tiempo más buena será la marihuana, siempre que esté conservada correctamente.

36- Lavar las raíces antes de la cosecha para evitar malos sabores
Días antes de la cosecha tu planta tiene que ser limpiada de todo resto de abonos, productos y sales que se acumulan en el sustrato y junto a las raíces, dedícate a regar con agua solo durante los últimos 7 o 10 días y una o dos veces antes de cosechar pégale un buen lavado a la tierra, con esto conseguirás eliminar malos sabores luego al fumar la marihuana.

37- Tener cuidado a la hora de sujetar o tutorar la planta
Muchas veces los cultivadores tienen que tutorar y sujetar a las plantas y sus ramas ya que adquieren un peso el cual hace peligrar el estado de la planta, cualquier ráfaga fuerte de viento o cualquier lluvia duradera puede hacer partir esos tallos y ramas por eso los fijan con palos de madera para mantener la planta recta y las ramas se suelen sujetar con algún tipo de alambre, si aprietas mucho las sujeciones en el tallo o las ramas cortarás el flujo de líquidos de la planta y la ahogarás.

38- No maltratar la planta
Muchas personas piensan que maltratando a la planta la fuerzas a realizar cogollos mas grandes cuando las plantas empiezan a florecer, ¡¡eso es mentira!! Cuídalas como toca y no te creas ni la mitad de historias que oigas, puedes inducirle algo de estrés en los últimos días de vida de la planta antes de cosecharpara que resine un poco mas, pero solo eso.

39- No regar foliarmente cuando dé el sol directamente a la planta
No creas que por pulverizar agua sobre la planta en pleno verano al medio día cuando dá más el sol por ejemplo estas beneficiando a la planta por que piensas que así la refrescas, pues no, todo lo contrario, puedes llegar a producirle quemaduras en el follaje. Realiza estos riesgos cuando no dé el sol directamente.

40- No inyectar nada a la planta ni regarla con productos que no sean los apropiados
Muchas veces he oído gente decir que la riegan con cualquier marca de alcohol por que a ellos les gusta y quieren que su marihuana sepa igual… No funciona, no sirve de nada, como mucho puede matarte la planta y dejarte sin nada. Cada planta ya tiene su olor y sabor característico, busca la variedad o el sabor que desees y déjate de historias.

41- No abonar con compost fresco y reciente
Si el compost no ha sufrido el proceso de descomposición y fermentación será demasiado fuerte para echarlo a las plantas, si lo haces seguramente las quemarás y morirán.

42- No pasarse con las podas
En algunos casos las podas son buenas y aconsejables dependiendo del tipo de cultivo y el estado de la planta, pero podar para sacar más cosecha es algo muy relativo, al podar desviamos la fuerza de la rama que hemos cortado a las demás ramas, pero estamos quitándole partes a la planta que pueden ser provechosas, también se frenan al realizarles podas por estrés y incluso se pueden infectar por los cortes y morir. Hay que saber bien lo que se hace a la hora de podar y si puedes te aconsejo que dobles en vez de podar.

43- Ventilar correctamente los armarios de cultivo
La falta de ventilación en los cultivos interiores también son un fallo muy habitual. Si no hay una correcta ventilación las hojas se sofocan, son incapaces de funcionar bien, causando un desarrollo lento y un consumo reducido de agua y nutrientes. El ambiente se cargará mucho durante la cosecha y puede llegar a ser un gran problema.

44- No arrancar hojas de la planta para fumarlas
Aunque parezca mentira alguna vez lo he visto y no veas… Pero cómo se te ocurre ir quitándole hojas a las plantas para picarlas y fumarlas para saber sí coloca y te gusta el sabor que tiene… Las hojas no se fuman, ¡¡¡se fuman los cogollos!!! Y se fuman después del proceso de secado si no los cogollos tampoco colocan.

45- No arrancar hojas para eliminar sombra
El arrancar hojas de la planta no es nada bueno, las hojas le dan vida a la planta, por las hojas realizan la respiración, cuantas más hojas le quites más le costará a la planta seguir adelante. Es mejor apartarlas de manera que no tapen a los cogollos pero no arrancarlas, puedes quitar si hay alguna que esté fea pero ya te digo yo que no es bueno quitarle hojas, apártalas y/o dóblalas simplemente.

46- No regar con fertilizantes directamente
Esto lo he visto dos veces y no me lo creía, a la hora de fertilizar echaban el abono liquido concentrado directamente sobre la tierra, cuando les expliqué luego cómo se debe utilizar alucinaron, yo también alucinaba cuando ellos le echaban el abono directo, si es que…

47- Utilizar abonos de buena calidad y que sean específicos para las plantas de cannabis
De nada sirve abonar con productos baratos y malos y menos aún cuando ni siquiera tiene los componentes adecuados para cada fase de tu planta de cannabis. Es mejor pagar por algo que sabes que te funcionará a la perfección que ir a lo barato y arrepentirte luego, como suelen decir muchas veces lo barato sale caro.

48- Saber reconocer los síntomas de la plantabr />Si no sabes reconocer que és lo que la planta te demanda en cada momento puede llegar a ser un problema ya que si falla algo en la planta y no asimila algún nutriente te mostrará carencias y tienes que ser capaz de diagnosticar que le pasa y darle el producto adecuado para contrarrestarlo.

 

las plantas hay que vigilarlas en todo momento
Clíc Sobre La Imagen Para Verla a Tamaño Completo

49- No cultivar más de una planta por tiesto
Ya hemos hablado sobre la importancia del espacio que se le dá a las plantas para su desarrollo, cuanto más mejor, por eso no es bueno poner más de una planta en el mismo tiesto, ya que al crecer expandirán las raíces y competirán por el alimento y el agua. Esas plantas no rendirán como deben, coloca cada planta en un tiesto.

50- No pasarse de altura en el crecimiento
Si dejas crecer mucho tus plantas durante la fase de crecimiento, en el momento de pasarlas a floración estirarán aún mas, con lo que el tamaño será demasiado grande, las luces de los focos no penetrarán hasta las partes bajas de la planta y ahí no cogollara, por lo que habrás perdido tiempo en hacerlas crecer tanto, habrás perdido en agua y abonos y gastarás más en luz.

51- No echar agua en el plato de drenaje
Se puede hacer de vez en cuando esto pero no es aconsejable realizarlo como modo habitual de riego ya que de ésta forma la parte central y superior del sustrato se secarán y las raíces no se desarrollarán correctamente en esas zonas.

52- No desaproveches las paredes
Si realizas cultivos en interior no sirve de nada que pongas tus plantas en el centro del cuarto de cultivo por ejemplo, desaprovechando la luz que pueden reflejar las paredes hacia tus plantas.

53- No arrancar las hojas que amarillean
Antes hemos explicado que no es bueno quitarle hojas a las plantas buscando que llegue más luz a los cogollos, solo si están enfermas podrías hacerlo, pero que las hojas se vayan poniendo amarillas no es razón para arrancarlas, se ha comentado que hay que saber reconocer los síntomas y el estado de la planta en cada momento de su vida, seguramente ese amarilleamiento quiere decir que está en su fase final de floración y que la planta se está alimentando de los nutrientes que tienen las hojas.

54- No usar con agua fría
No son buenos los golpes de temperatura para las raíces ni para la planta, intenta dejar reposar el agua antes de regar, ya que así dejaras reposar los sedimentos pesados del agua y se aclimatará a la temperatura ambiente, si la planta está en su momento mas cálido del día espera a que bajen un poco más las temperaturas para regar ya que a esas horas la tierra puede estar demasiado caliente.

55- No hacer trasplantes en floración
Los procesos de trasplante se hacen durante el crecimiento, realizar un trasplante durante la floración no es aconsejable ya que les cuesta más agarrarse otra vez y expandirse en el sustrato nuevo, las estresarás, les frenarás su proceso y seguramente no servirá de mucho el trasplante. Sólo si tu planta ha sufrido algún percance grave como puede ser: la rotura del tiesto, un exceso de abonos o algún producto perjudicial que le haya caído…

56- No reutilizar la tierra
No es aconsejable pero se puede realizar, antes hay que tomar la precaución de que no este infectada de insectos y hongos y que no este sobrecargada de abonos de anteriores cultivos. Es aconsejable reutilizarla para modificar la textura de tierras de cultivo de exterior más que para volver a cultivar en tiestos.

57- No trasplantar a la misma maceta
Cuando realizas trasplantes es con la intención de darle más espacio a la planta para que continúe con su desarrollo, de nada sirve quitarle la tierra vieja y ponerle nueva en el mismo contenedor, hay que darle un tamaño mayor.

58- No tener la tierra demasiado húmeda para germinar
No mantengas la tierra constantemente empapada durante el proceso de germinación, con ésto lo único que conseguirás es pudrir las semillas.

59- No fumes marihuana que haya estado enferma de hongos
Esto no es bueno, y no me refiero al sabor, que no lo será por supuesto, pero no es nada bueno para tu salud, puede causarte problemas graves, las plantas enfermas a la basura, es lo mejor.

60- No meter plantas de exterior en el cultivo de interior
Si que se pueden poner plantas de exterior en interior pero asegurándote de que no introduces ninguna plaga o enfermedad del exterior, por eso si quieres pasar alguna planta o esqueje del exterior al interior es aconsejable que lo desinfectes totalmente para evitar luego desgracias.

61- Hidratar bien los esquejes
Cuando te pones a realizar esquejes algo que no les puede faltar es la humedad ambiental, los esquejes enraízan mejor y viven bien si la humedad ambiental es muy alta, sobre el 90% y 100%.

62- Revisar las plantas por si hay plagas
Si no vigilas cada cierto tiempo como están tus plantas puede que un día llegues y estén invadidas totalmente por alguna plaga, ver a tiempo cualquier posible invasión hará que puedas reaccionar a tiempo y puedas eliminar a la plaga, si dejas que se extienda luego puede ser casi imposible erradicarla.

63- No acercar demasiado los focos a las plantas
Normalmente siempre pongo un termómetro a la altura de la punta de la planta mas cercana al foco, con esto sé que temperatura recibe como máximo la planta y así puedo alejar o acercar un poco más el foco para que crezca mejor. No acerques el foco demasiado o quemarás las plantas, si la temperatura en las puntas excede de 30º tus plantas se ralentizarán y no producirán todo lo que pueden.

64- No alejar demasiado los focos de las plantas
Si alejas demasiado el foco de las plantas estas tenderán a espigarse en busca de más luz, desaprovecharás tiempo y luz si no tienes el foco a la altura adecuada, además los resultados serán pobres.

65- No secar la marihuana con procesos rápidos
Es algo muy típico cuando se cosecha la marihuana, estas impaciente por probarla y no puedes aguantarte,muchas personas la secan de mas de mil maneras diferentes, pero lo mejor es dejarlas que pierdan la humedad solas,olvídate de hornos, microondas, secadores, secadoras, ponerla al sol, etc. Te sabrá muy mal la marihuana secada rápida, lo mejor es esperar y disfrutar luego.

66- No invertir en el cultivo sin saber nada
Hay personas que se dejan un dineral en montarse el cultivo y una vez que están en el proceso de cultivo si algo les sale mal se desesperan y abandonan todo, con el desperdicio de inversión inicial. Antes de ponerte infórmate bien de todo.

67- Hay que bajar la humedad cuando se pasa a floración
Durante la fase de crecimiento lo ideal es tener los rangos de humedad entre un 60% y un 80%, pero a la hora de pasar la floración hay que bajar esos parámetros a 40-60%. Muchas personas pasan por alto este factor.

68- Controlar la cantidad de hormonas a la hora de enraizar esquejes
Cuando te decides a realizar esquejes de tus plantas madre favoritas nunca metas el tallo del esqueje en el gel de hormonas para enraizar, esto haría que la cantidad sea excesiva y se tapone el tallo haciendo que el esqueje termine muriendo, es mejor aplicarlo cuidadosamente y en su medida con un pincel por ejemplo.

69- No realizar poda apical si el tallo de la planta es muy gordo
Hacer la poda apical cuando el tallo es demasiado gordo puede ocasionarFusarium y dar al traste con toda la planta.

70- No eliminar plantas antes de tiempo, asegurarse que son macho primero
Hay personas que por impacientes en el momento en que las plantas llegan a su madurez sexual y empiezan a mostrar el sexo eliminan plantas porque les parecen machos. Fíjate bien en sus preflores, si no lo tienes claro utiliza una lupa, si aún así no lo tienes claro déjala algún día mas para que termine de demostrar el sexo. Estate atento y no se colará ningún macho ni tirarás hembras a la basura como he visto hacer alguna vez.

71- Mantener limpio el humidificador
Si utilizas constantemente el humidificador deberías pegarle una limpieza de vez en cuando para que no te genere ninguna enfermedad por hongos en las plantas.

72- No confundir el oídio con la resina
Un día un amigo me llevo a ver el cultivo de un amigo suyo y éste nos enseño sus plantas que decía que tenían una barbaridad de resina, lo que no le gustó tanto es cuando le expliqué que la mayoría de lo que estaba viendo era oídio, no hay que consumir marihuana con oídio, es muy malo para la salud.

73- Quitar el protector al reflector
Muchas veces se cuelgan los focos y el reflector rápidamente para empezar el cultivo, hay personas que por la rapidez y la impaciencia no se dan cuanta que los reflectores suelen tener un plástico de protección, si no se lo quitas estarás desaprovechando luz.

74- No poner las plantas a florecer sin tenerlas definidas
Lo que quieres es cosechar plantas de cannabis hembra, pues asegúrate que solo tienes éstas al principio de la floración, no seas loco y pongas todas las plantas a florecer sin saber de que sexo son.

75- No meter cerillas en la tierra
Hay quien se las pone para darles fosforo… tu no seas uno de esos idiotas… :-)

76- No reutilizar el agua del drenaje como riego
Hay personas que después de regar recogen el agua sobrante que ha drenado de los tiestos y la reutiliza para próximos riegos, eso esta muy mal, ya que ese agua sobrante es para eso, para que sobre, por eso se suele echar un poco mas, así arrastra hacia el exterior sales y restos de abonos.

77- No trasplantar con la tierra húmeda
Si realizas los trasplantes con la tierra húmeda al intentar sacar el cepellón del tiesto se nos derramará toda la tierra, es mejor dejar que el sustrato esté seco para que salga compactado en bloque, después del trasplante ya regaras.

78- No dejes que las raíces reciban luz
Algunas personas utilizan, cuando las plantas son pequeñitas o con los esquejes pequeños, vasos de plástico como macetas, si haces esto durante una o dos semanas intenta que los vasos no sean trasparentes para que no afecten al crecimiento de las raíces, la luz daña las raíces.

79- No comprar semillas y material de cultivo a desconocidos
Todo lo que adquieras para tu autocultivo cómpraselo a alguien de confianza, para que si tienes problemas no te ponga ninguna pega en explicarte algo, cambiártelo o ayudarte en lo que pueda.

 

el cultivo de la marihuana

 

Al realizar un autocultivo tienes que mentalizarte que lo que intentas obtener son cantidades para autoconsumo, no te excedas con tus cultivos, no molestes a nadie, controla los olores si tienes vecinos cerca y no vendas ni un gramo…

Estos son algunos consejos que te puedo dar para que tu cultivo vaya bien y no cometas ningún error garrafal que mande a la basura tu preciado autocultivo. Hay muchos más pero creo que con éstos ya tienes una buena base para una buena cosecha…

 

Ver
Powered by WordPress | Designed by: photography charlottesville va | Thanks to ppc software, penny auction and larry goins